Licencia de Obras

¿Cuándo tengo que pedir licencia de obras?

Generalmente se suele pensar que la licencia de obras se emplea cuando construimos un edificio o para actuaciones de mayor magnitud, pero la realidad es que reglamentariamente hay un abanico mucho más amplio de actividades y actuaciones que requieren la expedición de licencia urbanística.

¿Qué es una licencia Urbanística?

La licencia urbanística es la expresión de la intervención de la Administración Pública en la esfera de la actividad privada, a fin de controlar ésta en defensa del interés público.

Es decir, que es un documento que otorga la Administración, previa solicitud por parte del interesado, en el que se constata que dicha actividad o intervención se ajusta a la legalidad y que no vulnera o daña el interés público.

¿Qué actos están sujetos a la solicitud previa de licencia?

Existe una larga lista de actos para los que se debe solicitar licencia, casi sería más fácil relacionar los que no la necesitan. Este listado se encuentra recogido en la legislación, los reglamentos de desarrollo y ordenanzas municipales de cada Comunidad Autónoma.

Un resumen de los actos sujetos a licencia urbanística en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Canarias sería el siguiente:

LEGISLACIÓN: art. 216.1 del Reglamento de gestión y ejecución del sistema de planeamiento de Canarias, aprobado por Decreto 183/2004, de 21 de diciembre; art.166 del Texto Refundido de las Leyes de Ordenación del Territorio de Canarias y de Espacios Naturales de Canarias, aprobado por Decreto Legislativo 1/2000, de 8 de Mayo.


  • De Obras (Edificación):

1) Las obras de construcción, edificación e implantación de instalaciones de toda clase de nueva planta.

2) Las obras de ampliación de construcciones, edificaciones e instalaciones de toda clase existentes.

3) Las obras de modificación o reforma que afecten a la estructura o al aspecto exterior de las construcciones, las edificaciones y las instalaciones.

4) Las obras que modifiquen la disposición interior de las edificaciones, cualquiera que sea su uso, así como la modificación del número de sus unidades funcionales susceptibles de uso independiente.

5) Las obras que hayan de realizarse con carácter provisional y la ubicación provisional o permanente de edificaciones y construcciones prefabricadas e instalaciones similares.

6) La demolición de las construcciones, salvo en los casos declarados de ruina inminente.

7) La colocación de antenas de cualquier clase.

8) La instalación y funcionamiento de grúas.

9) La instalación de invernaderos y de cortavientos.

10) Los cerramientos de fincas, muros y vallados.

11) Los usos de carácter provisional.

12) La instalación de tendidos eléctricos, telefónicos u otros similares.

13) La construcción de presas, balsas, obras de defensa y corrección de cauces públicos, vías públicas o privadas, puertos de abrigo, diques de protección y defensa del litoral, accesos a playas, bahías y radas.

14) Cualquier tipo de obras o usos que afectan a la configuración del territorio.

  •   Uso de los edificios:
  1. La modificación del uso de las edificaciones e instalaciones.
  2. El uso del vuelo sobre las edificaciones existentes.
  •  Otros:
  1. Las parcelaciones, segregaciones, modificaciones o cualesquier actos de división de fincas en cualquier clase de suelo, no incluido en proyectos de compensación o reparcelación.
  2. Los movimientos de tierra y las obras de desmonte y explanación en cualquier clase de suelo (salvo Proyecto de Urbanización).
  3. Los trabajos de abancalamiento y sorriba para la preparación de parcelas de cultivos, sin que las operaciones para labores agrícolas tengan tal consideración.
  4. La extracción de áridos y la explotación de canteras.
  5. La acumulación de vertidos y el depósito de materiales.
  6. La tala o poda de masas arbóreas, de vegetación arbustiva o de árboles aislados que, por sus características, puedan afectar al paisaje o estén protegidos por la legislación sectorial correspondiente.
  7. La colocación de carteles y vallas de propaganda visibles desde la vía pública.
  8. Las construcciones e instalaciones que afecten al subsuelo.

Etc..

Es importante distinguir entre dos tipos esenciales de obras, las consideradas como menores o mayores. Su diferencia fundamental radica en la entidad de la intervención a realizar, aunque dirimir pormenorizadamente su diferencia es ardua tarea, ya que se somete a un sinfín de interpretaciones.

Coloquialmente se suele decir que la menor no necesita Proyecto Técnico y la mayor sí.

Como “aclaración” adjunto las definiciones contenidas en el Anexo del Texto Refundido (TRLOTEN’00):

3.4. Obras de construcción y edificación:Las obras que, impliquen o no accesoriamente determinadas obras de urbanización, tienen por objeto la materialización del correspondiente aprovechamiento urbanístico en un solo solar, parcela o unidad apta para la edificación, que opera como unidad de actuación.

-.-

3.5. Obra mayor:Se incluyen en todo caso en esta categoría las obras de construcción y edificación de técnica compleja y cierta entidad constructiva y económica que suponga alteración de volumen, del uso objetivo de las instalaciones y servicios de uso común o del número de viviendas y locales, o del número de plazas alojativas turísticas o afecte al diseño exterior, a la cimentación, a la estructura o las condiciones de habitabilidad o seguridad de las construcciones, los edificios y las instalaciones de todas clases.Se incluyen también en esta categoría, por extensión y a los efectos del régimen de intervención administrativa mediante licencia urbanística, las parcelaciones urbanísticas, los cierres de muro de fábrica de cualquier clase, las intervenciones en edificios catalogados por el planeamiento, los grandes movimientos de tierras y la tala masiva de arbolado.

En la práctica depende básicamente de los criterios establecidos por el Ayuntamiento y en la jurisprudencia de cada Comunidad Autónoma, eso sí puedo afirmar que la licencia de obra mayor conlleva necesariamente la presentación de un Proyecto Técnico.

Actualmente, aunque no en todos los municipios Canarios, existe el  “acto comunicado”  que se emplea sólo en casos tasados (hay que preguntar en cada municipio) y consiste únicamente en la presentación de la documentación requerida en el registro municipal y en el pago de las tasas y los impuestos. Una vez realizado esto en un periodo aproximado de 15 días se podrían comenzar las obras, si no hubiese notificación en contra por parte de la Administración.

 

Acerca de Ra

Arquitecto Técnico e Ingeniero de Edificación.
Esta entrada fue publicada en LICENCIAS y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s